lunes, 11 de octubre de 2010

El ciclo de vida de una medusa típica

El ciclo de vida de una medusa típica se inicia con la fecundación externa que se produce tras la expulsión de los gametos por parte de medusas de ambos sexos (la mayoría de las especies de medusas son dioicas, es decir, con sexos separados). La primera fase independiente y de vida libre que se desarrolla a partir del óvulo fecundado, es una larva ciliada, llamada plánula, capaz de nadar y que pasa a formar parte del plancton.

Después de un tiempo la plánula se fija al sustrato rocoso o a conchas de móviles, iniciando la fase bentónica del ciclo, un pólipo sésil, llamado escifistoma. Éste puede producir nuevos escifistomas por gemación, y en determinadas épocas del año, dependiendo de las especies, sufre un proceso de gemación en el extremo oral del pólipo, conocido por estrobilación , y que esta vez origina pequeñas larvas de medusa de forma estrellada llamadas éfiras . Durante este proceso el éfira puede dar lugar a una éfira cada vez o a varias consecutivas.
Estas éfiras, una vez desprendidas del estróbilo, adquieren vida libre en el plancton transformándose y creciendo hasta alcanzar la forma y el tamaño de medusa adulta. Este proceso puede durar meses o incluso años según las especies y condiciones ambientales.



Ciclo de vida típico de un escifozoo
Basado en una ilustración de Francisco Robledano Aymerich de: "Cnidarios. Fauna Andaluza. En Proyecto Andalucía. Naturaleza. Zoología I"


Este esquema general del ciclo de vida de los escifozoos presenta variantes específicas que incluyen la fecundación interna o la incubación de los óvulos y la ausencia de uno o más de los estados de desarrollo citados.

Por ejemplo en:

Hydrozoa. Las hidromedusas se forman por gemación a partir de yemas (gonóforos) sobre los pólipos, ya sea a partir de sus paredes o en gonozoides especializados.

Scyphozoa. Las escifomedusas se originan a partir de pequeños pólipos por un proceso llamado estrobilación, en el cual el pólipo (escifistoma) se divide en discos sobrepuestos; estos discos se liberan como larvas pelágicas llamadas éfiras que darán origen a medusas sexuadas.

Cubozoa. En los cubozoos, cada pólipo origina una sola cubomedusa a través de una metamorfosis completa (no hay gemación ni estrobilación).
La mayoría de las medusas tienen los sexos separados (dioicas). Durante la reproducción sexual, las medusas liberan los gametos (óvulos y espermatozoides) en el agua, donde se da la fecundación, o bien los espermatozoides fecundan los óvulos en el interior del cuerpo de la medusa hembra.


1 comentario: